Remodelar: ¿qué cambios puedes hacer dentro de tu contrato de alquiler?

Summary:

Una parte importante es que a donde te mudes tengas la posibilidad de darle tu toque personal.

La sensación de estrenar tu nuevo departamento es única. Al momento de alquilar un inmueble, este se convierte en nuestro nuevo hogar, sin embargo, debemos tener en cuenta qué cambios podemos hacer. El propietario siempre tendrá la última palabra en este tema, aunque hay algunas cosas que pueden ser mencionadas en el contrato por lo que es importante revisarlo antes de firmarlo. 

Es importante ser conscientes que, aunque los dueños de la vivienda pueden ser flexibles con ciertos cambios, estos, por lo general, no podrán ser sustanciales. Ahora, siempre será bien valorado tener la posibilidad de darle nuestro toque personal con cosas básicas como, por ejemplo, pintar las paredes. 

Los cambios más comunes aceptados dentro de los contratos de alquiler son los que te permiten personalizar tu hogar sin modificar la estructura. Entre ellos están:

Color y decoración

Pintar alguna pared del color que más te guste o colgar tu cuadro favorito. Eso sí, debes tener en cuenta que, cuando te soliciten devolver el inmueble, debes pintarlo y arreglarlo como lo recibiste.

Iluminación

Si el tono de la luz no es de tu agrado, puedes cambiar los focos por otro que te resulte más agradable. En el caso de los puntos de luz, si quieres agregar alguno, lo mejor será consultar con el dueño pues puede incluir la necesidad de picar el techo. 

En cuanto a cambiar las cortinas, no debería haber problema con eso, siempre y cuando acuerdes cómo devolverlas al lugar una vez culminado el contrato. 

Mobiliario

Si alquilas una propiedad amoblada, es totalmente aceptable que quieras mover los muebles de un lugar a otro y acomodarlos según tu preferencia. Eso sí, debes tener cuidado de no rayar el piso con el movimiento ya que el gasto de la reparación correrá por tu cuenta. 

Si lo que quieres es quitar algún mueble que no te gusta y sustituirlo por otro que te pertenece, es cuestión de que puedan llevárselo y no habrá problema. 

Los temas legales 

Por otro lado, si se trata de cambios de mayor magnitud que no estén mencionados en el documento de alquiler, deberás preguntar siempre. Entre los más comunes están los re diseños estructurales como tumbar o levantar paredes nuevas, modificaciones en el piso o los cambios de cerraduras. Eso sin duda no le gustará al propietario. 

Como hemos mencionado anteriormente, es importante que, al momento de firmar el acuerdo, revises lo que está permitido, lo que no y también las condiciones en las que debes devolver la propiedad. Nuestra principal recomendación es que te tomes un tiempo para imaginar cómo quieres que se vea tu próximo hogar antes de firmar. Si en tu mente empiezan a aparecer cambios estructurales o grandes, como poner una pared o cambiar la grifería de la bañera, pregunta al dueño. Lo ideal será que en el contrato se mencione que tienes el permiso para hacer ese tipo de cambios.

Por lo general, se solicita dejarlo habiendo dado una nueva mano de pintura, con los muebles limpios y, básicamente, como nos lo entregaron. Además, te evitarás cualquier problema futuro en caso que algo haya sido dañado o no se encuentre en buen estado. 

Lima

Departamentos en alquiler en Lima

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!