¿Cómo renegociar una hipoteca en Perú?

Summary:

Mejorar las condiciones del pago de una deuda es posible. Conoce cómo lograr ajustar tu obligación financiera o pagar tu crédito hipotecario en menor tiempo.

Adquirir un crédito hipotecario para comprar un departamento en Lima es una opción viable. Es fundamental conocer la institución financiera donde se tramitará el crédito, mostrar capacidad de pago, así como identificar las condiciones que tendrá, a lo largo del tiempo.

Por diversas razones, las personas no pueden cumplir con su compromiso financiero, lo que lleva a pensar en negociar o vender la deuda a otro banco. 

Esto puede suceder por la necesidad de reducir la cuota mensual, acortar el plazo de financiamiento u obtener liquidez. Por esta razón, es importante conocer qué implica renegociar o reprogramar un crédito y cuáles son sus beneficios. 

Reprogramar una hipoteca: ¿qué es?

Es el acto que implica llegar a un nuevo acuerdo financiero, bien sea en el monto de la deuda, con respecto al plazo de pago y a la tasa de interés. Esto se puede hacer directamente con el banco que lleva el crédito o con otro banco que compre la deuda.

Esta negociación puede afectar el historial crediticio, pero es mejor comparado con tener una reputación de cuotas impagas. Esto puede terminar en un proceso prejudicial y en el embargo del inmueble.

¿Cómo renegociar la hipoteca?

Ante todo, debes contar con un asesor financiero que facilite la conversación en torno al crédito hipotecario y que te permita hacer una simulación de cuánto pagarías bajo nuevas condiciones. De igual forma, es necesario tener claras las cláusulas actuales: cuánto te falta por pagar, en qué tiempo y bajo cuál tasa.

Antes de renegociar tu deuda, considera que un nuevo plazo afectará tus finanzas. Usualmente los plazos de renegociación, cuando no hay aporte de capital, son mayores, aunque el monto de la cuota sea mucho más bajo; esto implica que permanecerás más tiempo con el compromiso financiero.

Los expertos recomiendan renegociar la deuda a partir de la segunda quincena del mes, puesto que los bancos, en ese momento, suelen enfocarse en alcanzar sus metas mensuales y suelen mostrarse más flexibles.

Beneficios de reprogramar la deuda hipotecaria:

  • Si amortiguas capital: disminuye el monto total a pagar al reducir los plazos y la tasa de interés.
  • Evitar retrasos en los pagos y mejorar tu historial crediticio al aportar más capital.
  • Mejora el flujo de efectivo mensual (tienes más liquidez).

Vender la deuda: otra posibilidad

Para quienes no estén conformes con las opciones expuestas por la entidad financiera que ha aprobado el crédito hipotecario, pueden buscar una nueva institución que compre la deuda, la solvente y otorgue un nuevo crédito con respecto al mismo inmueble.

Este nuevo crédito tendrá otras condiciones, bien sea una mejor tasa, plazos más pequeños o un monto adicional que sea parte del plan de endeudamiento. Es importante resaltar que el proceso puede durar meses y que implica nuevos costos operacionales: nuevo estudio del título de propiedad, una nueva escritura y una nueva tasación.

¿Qué opciones tienes para mejorar tus condiciones de hipoteca?

Se puede reprogramar, renegociar o vender la hipoteca.

¿Cuándo vender la deuda?

Esto debe ocurrir cuando las condiciones ofrecidas por la otra institución sean mejores que las actuales en cuanto a tasas fijas de interés y plazos. Entre los beneficios de la venta de la deuda se encuentran:

  • Tasas de intereses menores o fijas.
  • Comisiones o gastos menores al asumir el pago de la deuda a una sola entidad (en caso de que un mismo banco maneje todos los productos financieros).
  • Control sobre las deudas al estar atento a una única fecha de pago.

Aspectos a tomar en cuenta para solicitar una reprogramación o venta de deuda:

1. Conoce las condiciones actuales de tu crédito hipotecario: el monto adeudado, las tasas de interés, los plazos. Calcula cuánto te falta para terminar de pagarlo con esas condiciones.

2. Identifica las diversas tasas de interés del mercado y conversa con tu asesor financiero sobre la posibilidad de vender la deuda a la competencia. Esto le hará comprender tu conocimiento del mercado y obtener mejores condiciones.

3. Considera los tiempos que puede tomar una venta de deuda así como un nuevo contrato de reprogramación. No te retrases durante esos meses puesto que puede afectar la aceptación del trámite. 

Ten presente que reprogramar, renegociar o vender tu hipoteca requiere que tengas toda la información clara para evitar sobreendeudarse. Por otro lado, nunca pidas otros préstamos, informales o formales, para pagar tus compromisos financieros. Conversa con tu asesor antes de que sea tarde y toma una decisión inteligente para conservar tu patrimonio. 

EL DATO: 

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!