Cómo acceder a una propiedad bajo la modalidad de alquiler – compra

Summary:

La nueva ley de arrendamiento permite a inquilinos acceder a la compra de un inmueble pasado un periodo de tiempo. Conoce más de qué se trata.

Comprar una casa no es cosa fácil pero es algo con lo que todos sueñan. Es por eso que  hay diversas opciones para hacerlo, solo hace falta encontrar la opción adecuada para ti. Una de ellas es la modalidad de alquiler-venta en la que se pacta un contrato de arrendamiento temporal para luego optar por la comprar. Eso sí, esto solo puede hacerse si la casa en venta va a ser destinada para vivienda y no para otros fines (como oficinas).

El alquiler-venta comenzó a usarse luego de que se publicara el reglamento de la ley de arrendamiento. Ahí se define como “el contrato por el cual el Arrendador se obliga a ceder el uso de un inmueble de su propiedad, para destinarlo a vivienda, por el pago de una renta mensual convenida, por un plazo determinado, al final del cual el Arrendatario tiene el derecho de ejercer la opción de compra del inmueble”. Es decir, la casa en alquiler, previo acuerdo y pasado un periodo de tiempo, pasa a ser una casa en venta

Esta modalidad está dirigida a quienes quieren comprar una casa pero por diversas razones no pueden acceder a un préstamo. Estas personas alquilan el inmueble por algunos años para así mostrar que son capaces de realizar pagos mensuales y calificar para una hipoteca. Esto puede hacerse por un tiempo de entre 1 a 3 años, pasado los cuales puede optar por la compra.

Una persona que quiera acceder a este tipo de contrato debe hacerlo a través del formulario único de arrendamiento con opción de compra de inmueble destinado a vivienda (FUAO). En él, ambas partes acuerdan el tiempo de alquiler previo a la opción de compra, así como el monto mensual a pagar y el precio final de la casa en venta. El inquilino solamente podrá acceder a la compra una vez terminado el tiempo pactado. Es importante que el contrato esté certificado por un notario e inscrito en el Registro Administrativo de Arrendamiento para Vivienda (RAV), de lo contrario no tendrá validez.

Para aquellos que quieran comprar una casa en Lima, el sistema de alquiler-venta es una buena opción para comenzar a armar su historial de pagos. Además, no tienen nada que perder pues si al finalizar el contrato no quieren acceder a la compra pueden desistir sin una penalización. Eso sí, deben devolver el inmueble y el dinero que ya se pagó no será devuelto.

Te resumimos los requisitos para acceder a esta modalidad de pago:

  1. Tener un historial de pagos de arriendo entre 1 y 3 años
  2. Llenar el formulario único de arrendamiento
  3. Determinar junto con el dueño del inmueble el tiempo y el valor de los pagos del contrato
  4. Contrato certificado por un notario o inscrito en el Registro Administrativo de Arrendamiento para Vivienda (RAV)
Lima

Casas en alquiler en Lima